Los murales y su explicación

LOS MURALES TOTALMENTE TERMINADOS Y LA EXPLICACIÓN DE CADA UNO DE ELLOS

MIGRACIÓN: LOS RIESGOS MÁS ALLÁ DE LAS FRONTERAS

por Luis Fernando Ceballos Garibay

LO QUE SOMOS, LO QUE DEBEMOS SER Y LO QUE SEREMOS

por Juan Carlos Garcés Botello

Este mural muestra en la particular forma de ver del Artista, los “EFECTOS DEL CALENTAMIENTO GLOBAL” en México y es una pieza que se compone de 3 fases específicas que se explican a continuación:

Figura Central – EL ÁRBOL

El árbol en muchas civilizaciones del mundo ha sido un icono de vida, por ello es la figura central de todo el mural, el árbol se desarrolla cíclicamente en el planeta, su follaje que se renueva año con año, el árbol marca la pauta de un ciclo de vida interminable, en constante renovación y eso es precisamente como considero a MÉXICO, un país como ningún otro, con una riqueza natural impresionante, tanto de tierra como de litorales, que aún con la devastación que sufre por los efectos del calentamiento global, se renueva principalmente por lo maravilloso de su naturaleza y por el trabajo y la solidaridad de los propios mexicanos .

1ª. Fase – LO QUE SOMOS

Aún cuando estoy plenamente consiente de que muchos de nosotros estamos al tanto de los efectos que el calentamiento global tendrá a la larga sobre nuestro planeta, pareciera como si no nos importara en lo más mínimo. La industria localizada dentro del territorio nacional contamina drásticamente tanto la atmósfera como los cuerpos de agua de manera despiadada, la SEMARNAT y la PROFEPA con la tibieza característica del Gobierno Federal no logra detener el flujo de contaminación que diariamente devasta la naturaleza de nuestro país, los Gobiernos de los Estados protegen a los i ndustriale s en una mancuerna perversa, pero también la población contribuye sustancialmente, con el uso indiscriminado de los automóviles tanto en la capital como en el interior de la República, con el despilfarro de recursos energéticos (los que los tienen a la mano) agua, luz, gas y demás .

Hemos podido constatar a últimas fechas que los efectos del calentamiento global afectan sensiblemente el clima y vaya que nuestros hermanos de Veracruz, Tabasco y Chiapas pueden dar buena cuenta de ello, la lluvia extrema que se precipitó sobre esta zona del territorio nacional, devastó amplias áreas pobladas y despobladas, dejo a un sin número de familias en la más completa miseria, destruyó gran parte de la infraestructura urbana y rural, arrasó con cosechas, etc. etc. etc.

2ª. Fase – LO QUE DEBEMOS SER

Como debería de ser, me imagino nuestras tierras como un gran edén interminable de cosechas abundantes y generosas de todo tipo, trabajadas por mexicanos, jóvenes, fuertes, bien alimentados, con el único fin de procrear una familia a la que le pudieran ofrecer una excelente calidad de vida, una familia educada y sana, orgullosa y satisfecha de vivir en el campo de un país tan bello y prolífico como México, el cuerno de la abundancia de las Américas, con tierras fértiles esperando la semilla, aire limpio y aguas cristalinas.

3ª. Fase – LO QUE SEREMOS

En esta última fase del mural, no hay mucho que explicar simplemente DEVASTACIÓN, no hay otro futuro si continuamos abusando de los energéticos que tenemos a la mano, inundaciones por un lado, sequías por otro, muerte y todo tipo de calamidades naturales. El espíritu de nuestros ancestros llora al observar tal devastación.


MISERIA, IDEALES Y DESEOS

por Jesús Cristóbal Flores C armona

He aquí a los mexicanos, aguerridos y valientes, desesperados y hastiados de pobreza, hartos de la democracia, que es tan solo un mito, una falacia que engendra la política a favor de los ricos y poderosos.

He aquí al pueblo de México; un pueblo de gente que se lamenta, que se manifiesta por sus necesidades, mexicanos golpeados por la ley injustamente, mexicanos que miran como su constitución política es devastada por las atrocidades del gobierno, por sus falsedades, por las violaciones a sus derechos, por la trasgresión a la madre patria y por la opresión a sus hermanos.

Ahí esta México, como el águila real de nuestro lábaro patrio que lucha desesperada, que nos alumbra con su antorcha patriótica y revolucionaria, y que al mismo tiempo es encadenada por el poder supremo de un país tercermundista inexorablemente.

Ahí esta también nuestra bandera, desgarrada por la falta de identidad nacional, que cubre a la mujer creadora de vida, maltratada, sobajada, humillada, violada y finalmente asesinada, como aquellos niños acosados y ultrajados por pederastas sin escrúpulos, que son como hienas enfermas de lujuria y depravación, pero sus líderes los protegen con su soberana gloria santificada.

Pobres mexicanos, pobre patria, pobre de nuestra constitución, son victimas que se consumen, son victimas de la burocracia y la manipulación, que como lanzas los atraviesan con horror, pobre México, con petróleo y sin dinero, pobre constitución vestida de leyes y artículos que de que sirven, si son corrompidos por la burocracia, la desigualdad, por la enfermedad de poder, que hace de los líderes políticos, entelequias apáticas y egoístas que se benefician ellos mismos antes que a su patria.

Ahí están los mexicanos, unidos por su miseria, sus ideales y sus deseos.

TERROR, SANGRE Y MUERTE

por Jesús Sánchez Velasco

Crimen organizado, esa gran maquinaria que nadie puede parar y pareciera casi indestructible, se apodera y controla prácticamente a todo el país, lo aterroriza y lo destroza lentamente, nuestra república mexicana se ve bañada en ríos de sangre, sangre de gente inocente que sufre día con día y observan como olas de terror azotan nuestra tierra y empañan nuestro futuro.

De la tierra nace una mujer que mira aterrorizada y con impotencia lo que su gente sufre, en su vientre fecunda la esperanza y la ilusión de una nueva vida, los nuevos mexicanos que nacerán y vivirán en un futuro que se presenta sombrío y gris el cual se tiñe de rojo a cada momento que vivimos.

Los niños se aferran con gran fuerza a sus padres, gritan, lloran, sufren y agachan la cabeza para no escuchar, en sus rostros se refleja el sufrimiento y el dolor, pero a la vez la inocencia de una infancia que no comprende el porque de lo que sucede en su entorno, y miran como sus familias lloran y sufren a solas, mientras tanto el pueblo vive a diario asaltos, violaciones, secuestros y muertes, miran como los criminales hacen de las suyas e invaden cada rincón de nuestro territorio.

Desafortunadamente vivimos tiempos en que la indiferencia reina por doquier, nuestros gobernantes ponen muy poco interés en dar solución a la problemática que inunda al país y la sumerge en un abismo de desesperanza y horror y muchos de ellos sabemos bien que están aliados con narcotraficantes y capos de la droga, los protegen, los dejan hacer lo que ellos quieran, claro, a cambio de un muy buen arreglo económico, pues sabemos que el dinero es lo que mueve al mundo, cárteles de las drogas se enfrentan unos con otros sin importar quien se atraviese en el camino, sin importarles que gente inocente muera y como siempre la justicia no hace nada .

Cada uno de nosotros como mexicanos debemos de tomar conciencia de los hechos que están sucediendo, no podemos seguir haciéndonos pasar por ciegos y/o sordos sabiendo lo que esta ocurriendo, pues no hay día en que los medios informativos nos bombardeen con noticias de muertes, violaciones, decapitados, etc. violencia, violencia y mas violencia. Estamos tan acostumbrados a esto que dejamos de pensar en las consecuencias de nuestra indiferencia, nos olvidamos que nuestros hijos respiran plomo y nos parece de lo mas normal.

En nuestras manos esta dar solución a estos sucesos, dejemos esta apatía que nos envuelve, denunciemos, propongamos, actuemos y busquemos hacer de México un país mejor, que progrese y salga del abismo en que se encuentra.

DESIGUALDAD SOCIAL:

NOSOTROS LOS POBRES Y USTEDES LOS RICOS

Diseño original del mural: Mtro. Víctor German Hernández Amezcua, causas fuera de su voluntad le impidieron pintarlo personalmente, por lo que cedió su diseño al C. Antonio Cruz para que lo relevara en esta función.

Pintura de mural y Texto por Antonio Cruz Aguirre

La desigualdad social la vemos todos los días en cualquier lado, por ejemplo en la exagerada riqueza concentrada solo en unos cuantos ricos que gozan del monopolio y privilegio de las influencias del gobierno, así la ostentosa opulencia insulta y contrasta con la terrible miseria de los pobres trabajadores que no la ven llegar, pero es más alarmante la situación crítica de los 45 millones de mexicanos paupérrimos que viven en la completa miseria y desesperada pobreza extrema que no tienen ni para comer, no olvidemos que el 30% de la población nacional la forman los indígenas que viven aislados dentro de la sierra y lejos de los servicios indispensables para sobrevivir; así la civilización les niega el acceso a disfrutar los adelantos tecnológicos para el progreso, a pesar que conservan las riquezas culturales de nuestros antepasados, la prueba está en que aún existen más de 60 dialectos auténticos de la región, pero más han desaparecido con el tiempo y siguen extinguiéndose en el olvido porque no se les aprecia su cultura ni se les apoya con recursos, al contrario los tratan mal, les brindan desprecio con la discriminación social y son despojados de sus tierras y sus pertenencias por la nefasta ambición materialista que no tiene fin.

Así cada día el pobre se hace más pobre y eso no es justo simplemente el pobre campesino que siembra sus productos para consumo y venta aún teniendo algunos animalitos y su parcela para cultivar la tierra piensa que más o menos ahí la lleva y pronto va a progresar, pero la verdad le espera un triste final debido a que cada año hay plagas desconocidas, el temporal es más descontrolado y cosecha menos porque se va deteriorando su entorno habitual y su desarrollo social disminuye, debilitando su economía cada día más.

De qué sirve tantos miles de millones de pesos que el gobierno federal destina al campo, si los recursos financieros se los reparten entre más de 10,000 burócratas inútiles y corruptos que según trabajan en diversas instituciones del sector agropecuario, pero jamás llega el apoyo al pobre campesino como debería ser sin intermediarios con rapiña, sino directamente para que puedan llegar al ejido los limones municipio de San Lucas Michoacán que es el más olvidado y por lo tanto el más atrasado en todos sentidos.

En cambio el Estado y los bancos apoyan a los caciques, latifundistas y terratenientes por eso hay algunos ricos del capital agropecuario que se dedican a producir alimentos de exportación como: berenjenas, brócoli, uvas, fresas, aguacate, chiles, jitomates y cebollas entre otros productos, obteniendo millonarias ganancias en dólares con su libre comercio.

Ahora vemos el lado de los pobres jornaleros trabajadores y obreros que ganan $53.50 diarios por laborar 8 horas diarias en base al salario mínimo vigente, sin exagerar este mini sueldo es una burla humillante como la esclavitud disfrazada pues no resuelve las necesidades más básicas como es el alimento y como van a mantener a su familia sino alcanza para sobrevivir.

En campaña prometen más empleos por eso el gobierno debe proporcionar la oportunidad de trabajo para que el hombre no viva de lo ajeno pero jamás gastarse el dinero de los impuestos promoviéndose en campañas permanentes para aferrarse al poder con ambición desmedida. Se debe combatir la causa que origina la pobreza extrema pero no con sensacionalismo partidista, sino con sueldos bien pagados, por ello se exige la desaparición de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos pues no tiene razón de existir ni un momento más porque no regula el salario y ya fue reforzada por la inflación que padece el trabajador, esta calamidad oprime hasta morirse de hambre en la miseria y este es el verdadero infierno terrenal, algunos dicen que hace muchos años fue genial su creación pero ahora resulta obsoleta, inútil y perjudicial, así debe llegar a su fin este mal que no necesitamos, ni lo merecemos.

Urge poner orden en este caos vertiginoso que nos conduce al desorden político en la desesperación por legitimarse el mal se impone. La privatización, beneficia solo a unos cuantos ricos pero se hace más grande la desigualdad social y eso es una bomba de tiempo y cuando explote perderemos todos pero más esa clase privilegiada y acomodada que presume y ostenta el poder económico de los grandes empresarios, inversionistas extranjeros que controlan la riqueza nacional y la distribuyen a su conveniencia y antojo en combinación con el gobierno federal obedeciendo solo intereses económicos y políticos pero siempre en una falsa democracia, demagogia y engaño, esto provoca movimientos sociales, concentraciones y manifestaciones, ya vasta porque los ciudadanos mexicanos conocen sus derechos y obligaciones, por eso exigen respeto y dignidad, tienen una conciencia social y democrática auténtica para reconocer la soberanía del pueblo, basta de gobernar con el engaño porque fomenta la ignorancia, siendo que la educación del pueblo es lo más importante para desarrollar las facultades intelectuales y morales para utilizarlas debidamente a la perfección, en contra de los ataques traicioneros y mortales de los enemigos de todo progreso que son: la hipocresía, la ignorancia y la ambición porque obscurecen los instintos sociales más importantes como son: honor, virtud y justicia.

Lo mejor es que la conciencia nos dice que todos somos libres, todos hermanos, todos iguales y casi dueños de los frutos y productos de la tierra, del aire y del agua en el mundo entero, solo así se remedian las miserias sociales ocasionadas por el olvido del mal gobierno que los condena a la perdición, ignorancia y superstición siendo que el pueblo necesita una sana educación real con autentica libertad, igualdad y fraternidad para encontrar la verdad, la armonía y la felicidad, por último está claro que el derecho de dictar leyes y hacerlas efectivas pertenece exclusivamente al pueblo y a este le toca discutirlas y ponerlas en vigor de manera que se proclame la soberanía nacional por todos los medios, la asociación humana merece tener una vida mejor, más digna para vivir en santa paz como debió ser desde un principio.